Saltar al contenido

¿Qué necesita para instalar un sistema de autoconsumo fotovoltaico?

Qué necesita para instalar un sistema de autoconsumo fotovoltaico

Recientemente la ONU ha advertido que el cambio climático está sucediendo más rápido de lo que se esperaba, pues algunas predicciones que se habían realizado para el año 2080 ya se han hecho realidad en la actualidad, estos nos hace darnos cuenta que el impacto negativo que provocamos en el planeta es mucho mayor de lo que pensábamos.

Hemos consumido los recursos naturales de una forma desmedida e irresponsable, que ya es imposible negar las consecuencias y por esa razón algunas personas han comenzado a centrar su atención en una tecnología que ciertamente no es nueva, pero que sí podría de ser de gran ayuda.

El autoconsumo hace referencia a la producción de energía de forma individual, es decir que las mismas personas sean quienes se encarguen de producir la energía que posteriormente consumen, la fuente más utilizada es la radiación solar pues su acceso es fácil, se encuentra disponible en todo el planeta y es renovable.

La transformación de este tipo de energía no producen gases de efecto invernadero, además ayuda a reducir los gastos y el impacto que implica la distribución energética, por último ofrece independencia en cuanto a las variaciones de los precios de la energía en el mercado, los componentes principales de este sistema son los siguientes:

  • Soportes: Se necesita de estructuras resistentes que puedan resistir la exposición a la intemperie, son de gran importancia pues de estos depende que las celdas solares mantengan una posición adecuada y por lo tanto se pueda optimizar su captación de radiación.
  • Placas solares: Es el elemento encargado de transformar la radiación del sol en energía eléctrica, esto se logra gracias a la interacción de ciertos elementos químicos con la radiación del sol, los cuales la absorben y llevan a cabo un proceso en el que liberan electrones, es en este momento en el que se genera la electricidad.
  • Regulador de carga: Es una pieza que se encarga entre otras cosas de alargar la vida del sistema, pues evita que las baterías se sobrecarguen o que por el contrario se descarguen demasiado, para que de esta forma se pueda contar con un flujo continuo e ininterrumpido de energía.
  • Batería: De no ser por estas no podríamos almacenar la energía para usarla después, por lo que el sistema sería útil únicamente en momentos de máxima claridad, es decir en días nublados y de noche no contariamos con electricidad.

Estos son los elementos básicos de un sistema de autoconsumo, pero el avance de la tecnología ha añadido otros elementos para mejorar su funcionamiento y reducir el desperdicio energético, por ejemplo mediante la combinación de inteligencia artificial y dispositivos con tecnología del internet de las cosas, se ha conseguido que los paneles puedan moverse dependiendo de las condiciones de luminosidad, con la intención de ubicarlos en la mejor posición para optimizar su uso dependiendo de las condiciones climáticas al momento.

Sin embargo instalar sistemas de autoconsumo fotovoltaico por sí solo no es la solución a nuestros problemas, debemos cambiar nuestra mentalidad de consumo por una más responsable y concienciada del impacto que causamos con nuestras acciones, ya que si seguimos haciendo uso desmedido de los recursos, incluso la energía fotovoltaica puede convertirse en un gran problema, sobretodo por la producción y desecho de sus componentes.

Sigue navegando por Marbellainformacion.com para descubrir todo sobre Marbella y sus alredores.